Oraciones Taizé

Todos los viernes a las 22h en el CCU ( c/Villarroel 81, Barcelona)

Amigo/a que esta noche entras en este espacio sorprendido/a por nuestra presencia. Te preguntarás quienes somos y qué hacemos un viernes a estas horas de la noche…

Somos un grupo de jóvenes – y no tan jóvenes – que compartimos un tiempo de oración al estilo de Taizé. Es una oración siempre abierta, por lo que te proponemos que nos acompañes. Ni que sea sólo un rato...

Has oído hablar de Taizé? Eso esperamos… ya que esta comunidad religiosa con sede en Cluny ( Francia ) lleva ya un tramo de camino recorrido: nace durante la Segunda Guerra Mundial para ser testimonio de acogida y reconciliación entre las personas, entre los pueblos. Aquella guerra, como cualquier otra, estaba generando mucho horror: deportados, huérfanos, perseguidos… Ante ello, un joven suizo de 25 años, Roger Schutz, decidió que no podía quedarse de brazos cruzados y en 1.940 se instala en Taizé, pequeño pueblo de la campiña francesa, con la intención de abrir una casa de acogida donde atender a las victimas de la guerra ( niños judíos huérfanos en su mayoría ). Probablemente no era consciente en aquel momento de lo que aquel gesto inicial iba a suponer con el tiempo: la Comunidad Ecuménica de Taizé… ya que no tardaron en sumársele otros jóvenes hermanos ( no muchos al principio ) con la finalidad de compartir con él su vocación. La guerra acabó y aquellos convulsos años dieron lugar a la paz que emana de los tratados políticos pero no a su inmediata correlativa en la sociedad. El conflicto había terminado pero no así la fractura social ocasionada por el mismo: el odio, el rencor y la desazón seguían apoderados de los corazones. Había llegado el momento de la reconciliación entre los pueblos de Europa ayer enfrentados. Así, aquella pequeña Comunidad permaneció en Taizé, ya que a su inicial misión de acogida debía sumar ahora la de ser testimonio de paz y de reconciliación. La práctica de la oración y el silencio serían la dinamo que haría funcionar todo el resto. En aquella ermita románica de Taizé se sucedieron durante la guerra y los primeros años de la posguerra las primeras oraciones de la incipiente Comunidad a la que, poco a poco y sin pretenderlo, no tardarían en sumarse los habitantes de la comarca y los primeros visitantes. Durante la década de los 60 Taizé empezó a convertirse en referente para una vital juventud europea que encontraba a la sombra de aquella Comunidad un lugar para la paz, la reconciliación y el intercambio de la experiencia espiritual y humana. Por aquel entonces la Comunidad ya se había instalado en el recinto monástico levantado en “La Colina”. Hoy, entrado ya el S. XXI, Taizé sigue siendo un referente espiritual para la juventud: cada año miles de jóvenes – y no tan jóvenes – se acercan al monasterio para vivir una experiencia del Reino de Dios. A su vez, cada final de año la Comunidad organiza en una ciudad europea el “Encuentro europeo para la Juventud” donde los jóvenes se concentran para compartir sus anhelos y esperanzas, su fe.

Pero no todo acaba ni en la vivencia de “La Colina” ni en el Encuentro anual de fin de año: de lo que se trata realmente es de regresar después a las ciudades de origen para hacer revivir en las mismas ese espíritu de Taizé. Y eso es precisamente lo que intentamos hacer esta noche en esta Iglesia de Sant Raimón: el ofrecer a todos y a cada uno de los que os encontráis esta noche en Barcelona un lugar de paz, de reconciliación y de esperanza en un clima de oración. Los cantos están compuestos por la propia comunidad: la música es muy importante en Taizé! sabedores, como son, que siempre llega allí donde las palabras no pueden hacerlo.

Sé bienvenido/a!!!…